martes, 20 de diciembre de 2016

EL TRISKEL , EL EQUILIBRIO CELTA


Esta vez me voy a centrar en la simbología ancestral europea con este conocido símbolo llamado Triskel.

El triskel o triquele, esta formada por tres espirales en forma de hélice en movimiento  partiendo de  un mismo centro. La traducción es algo así como tres alas, Algunos dicen que es el mismo símbolo que la trinacria,  este viene de la isla de Sicília, y se traduce como tres piernas, 


la trinacria representaba la isla de Sicília por ser triangular, y simbolizan las tres esquinas, su origen es griego y fue puesto por los primeros griegos que llegaron a la isla como Siculos y Sicanios.
 En su centro estaba la cabeza de medusa con cabellos de serpiente.

Tras la llegada de los normandos a Sicília en 1072, adoptaron este símbolo y lo llevaron a la isla de Man situada entre irlanda  y Inglaterra convirtiéndolo así en el escudo de la isla.



Aún así el Triskel es mucho más antiguo y ya existía en la cultura celta, apareciendo en petroglifos des del 3200 a.C. en Newgrange, Irlanda. 


También   aparece en  Inglaterra Escocia, el norte de Europa y varios lugares de la península ibérica como en las regiones de   Cantabria, País vasco, Galicia y Asturias.

El Triskel es un símbolo solar, que solo lo portaban los druidas, que eran los portadores del conocimiento y sabiduría sagrada, y quien lo portaba significaba que era merecedor de esos conocimientos, era un rango de distinción que los aprendices se lo tenían que ganar a pulso para merecer llevarlo y no obtenían la distinción de druida hasta haber comprendido su completo significado.

Las tres espirales representan la evolución y el aprendizaje constante en tres niveles de conocimiento. El número tres era sagrado para los celtas, y es un número que posteriormente adoptaron otras filosofías y corrientes esotéricas, como la masonería representándola con un triángulo y siendo el número representativo del grado de aprendiz.
Las ordenes místicas, religiones, sectas y otras organizaciones , siempre se apoderan y se adueñan de lo que no les pertenece y se lo hacen suyos sin serlo. La geometría sagrada es universal, es libre y  es la manifestación de las energías del cosmos para quien quiera entenderlo.

La sabiduría impartida por los druidas así lo entendían, pues estaban en comunión con las energías de la naturaleza, y grababan estos símbolos en piedras y arboles.



Volviendo a su significado , el numero tres, o las tres espirales, representan el cuerpo fisico o la materia, la energía mental, y la tercera espiral al espíritu, y el circulo que lo envuelve representa al ser. 

También representa, el lado femenino, masculino y el neutro o fusión de ambos, como el polo positivo polo negativo y neutro.

protón
electrón
neutrón

Representa el amanecer, atardecer y el anochecer, las tres edades, como la infancia, la madurez y la vejez. pasado presente y futuro.

Ideas y conocimientos que vemos son comunes en muchas culturas de todo el mundo representados por diferentes símbolos. Es como si hubiera un conocimiento universal, que tarde o temprano todo el mundo llega a comprender y lo plasman de la forma que su mente lo interpreta, pero aunque se aprendan de memoria estos conocimientos con la mente, no les sirve de nada hasta que lo comprenden y lo practican en su vida diaria, como en este caso los druidas. Para comprender se tienen que unir el conocimiento de las tres espirales en armonía y equilibrio, sin olvidarse de ninguna.


Cuando se llegaba a ese nivel, el triskel o el conocimiento del  uso del triskel aportaba al druida cualidades mágicas.

Aportaba habilidad para curar enfermedades, amuleto de protección, oráculo. Entraban en trance para acceder a otras realidades o dimensiones para contactar con diversas entidades. Se usaba en ritos funerarios para acompañar a los muertos al mas allá.


Era una herramienta de conocimiento y poder, no por el hecho de llevarla puesta,si no por entrar en comunión con la energía que representa el triskel. 


La espiral como símbolo, representa movimiento, evolución, crecimiento. La naturaleza y el cosmos se expresan en espirales, como las galaxias, el crecimiento de las plantas y raíces, hasta el cabello se ondula en espiral, los huracanes, tornados, la fuerza de la naturaleza. el ADN, etc.  El mero hecho de ponerse a dibujar espirales desbloquea la mente, abriendo puertas a situaciones que están estancadas. 



Como onda de forma , la forma geométrica del triskel emana energía, que podemos usar para meditar, y activar zonas bloqueadas energéticamente.

El investigador en energías telúricas Epifanio Alcañiz, invita a varios experimentos con el triskel para comprobar su eficacia. Por ejemplo propone poner el símbolo impreso en una hoja y poner un vaso de agua encima para energizar ese agua, o también experimentar con dos trozos de carne cruda y debajo de uno de ellos poner el dibuje del triskel y comprobar a los días cual se conserva durante más tiempo., aquí dejo su pagina para quien este interesado en su trabajo.





La tradición oral celta decía así

"Tu mundo es una esfera sagrada...En su interior cohabitan las tres partes de ti, idénticas en tamaño, pero diferentes en naturaleza. Cada una de estas partes es tú mismo y contiene tu evolución y tu alma"

...y solo los druidas sabían como usarlo.

Por eso con la llegada del cristianismo estas ideas y conocimientos fueron perseguidos y modificados a conveniencia, como era costumbre después de invadir un territorio ajeno. Costumbres que siguen hoy en día.

La religión es un cáncer que se cura con conocimiento y capacidad de conexión con el entorno y con uno mismo.

Joaquin Piquer.



martes, 6 de diciembre de 2016

EL QUINCUCE , EL CAMINO DEL CENTRO




El equilibrio entre las fuerzas cósmicas y de la naturaleza se funden en un solo símbolo, el Quincuce.
Se trata de una cruz cuadrada con todos los lados iguales y no tiene nada que ver con símbolos cristianos. También es representado por cuatro pétalos simbolizando cuatro mariposas volando en las cuatro direcciones.



El quincuce se divide en cuatro partes, el numero cuatro es común en todas las culturas tribales de América,  en este caso hablamos de un símbolo tolteca, que se extendió por todo el territorio anahuac.
Los toltecas dividían al cuerpo humano en cuatro partes partiendo del ombligo. siendo el quincuce una representación holística del ser humano. 
La primera parte va del ombligo para  arriba representando al cielo y simbolizado por el ave quetzal, aunque a veces era representado por un águila.

La segunda parte va del ombligo a los pies representando la madre tierra, simbolizado por una serpiente.(coatl en nahuatl)

La unión de los dos lados  es quetzatcoalt , el equilibrio entre el cielo y la tierra. o el equilibrio de los opuestos.



La tercera parte o derecha se llama  tonal que representa al sol, lado masculino , acción,  todo lo visible y lo racional.

La cuarta parte  izquierda se llama  nahual representa la luna, lado femenino, lo invisible, energía pasiva.
Este segundo eje es el equilibrio de las dos partes de cerebro , entre el  intuitivo y creativo y el racional y calculador

Hay una quinta parte que lo une todo, representado por el ombligo o parte central del quincuce. Es el punto neutro, el equilibrio entre los dos ejes, el equilibrio entre pensamiento e intuición y entre el cielo y la tierra.



Este centro en la cultura Azteca es Ometeotl, 
Ome = dos
teotl= Creación, energía, sagrado.

Es decir la fusión de los opuestos, el equilibrio sagrado de la energía dual.

Este punto neutro los Antiguos lo llamaban la "ley del centro" 





La zona arqueológica de teotihuacan es una visión estilizada del quincuce, representando la unión entre el cielo y la tierra. A cada extremo los templos del sol y la luna. Todo este conjunto  simbolizaba el Hombre ya convertido en maestro de los cuatro elementos y su centro o corazón se había transformado en Tlahuitzcalpantecuhtli, que quiere decir el señor de la aurora, tlahuizcali es "aurora", pan quiere dedir "en"  y tecuhtli "señor", el señor de la aurora o venus,  planeta vinculado a  quetzatcoatl, la personificación del lucero del alba. Era un lugar de culminación de  viaje interior y autoconocimiento para abrir tu propia puerta al universo. Era un lugar de iluminación, donde simbólicamente se convertían en Quetzatcoatl. en esta unión sagrada del cielo y la tierra.






Aquí tenemos los dos ejes con su simbología que serían como unas indicaciones simbólicas de como ser y actuar aquí en la tierra y poder transcender a otros planos de existencia. Para un ser conectado con su centro, este equilibrio se da de forma natural, sin pensar ni considerarlo como unas instrucciones simplemente se es así.

 Para una persona educada en una cultura que perdió su centro como por ejemplo la occidental en Europa con la llegada de la inquisición y la iglesia que barrió con toda idea y pensamiento vinculada a una comunión con la  naturaleza tachándola de diabólica, y hasta   nuestros días, con ideas más materialistas frías y banales extendidas como un virus en todo el mundo, es difícil recuperar esta quinta esencia o centro. simbolizada por el quincuce.

Para lograrlo hace falta recuperar la fe en uno mismo, esa fe en uno mismo es el ombligo del quicuce, significa no esperar nada de afuera, si no extraer lo que tenemos dentro de nuestro ser conectado con la fuente universal que es llamada con distintos nombres en diferentes culturas. Esto con la fuerza de voluntad simbolizado por Huitzilopochtli, el colibrí izquierdo o zurdo que no es otra cosa que la energía del corazón, que siempre nos guía si la sabemos escuchar, y la energía de nuestro centro. 

Estas ideas tan autosuficientes no cayeron muy bien a la iglesia, y tuvieron que erradicarlas  destruyendo códices y todo lo que representara un peligro para la fe católica infundiendo miedo y controlando su educación para tener a un pueblo manejable y avergonzado de sus raíces, para que abrazaran las nuevas ideas llegadas del viejo mundo.

Una persona sin fuerza de voluntad, sin la capacidad de extraer de el mismo la realidad que quiere vivir, es alimento para las religiones ,gobiernos y personas sin escrúpulos cortándole su libertad y convirtiéndolo en un esclavo dependiente o zombie en la tierra, Haciéndolo creer en entidades externas salvadoras anulando la fuerza interior de cada individuo.

Por eso es importante recuperar los conocimientos originales tan como eran, sin alteraciones cristianizadas, sin interpretaciones de la historia oficial, que a fin de cuentas los libros de historia solo son opiniones personales de los historiadores basándose muchas veces en teorías pendientes de demostrar, antes de que se pierdan por completo, o los modifiquen con ideas new age, alterando su esencia original.

Joaquin Piquer.